10 DATOS SOBRE LA INMUNIZACIÓN

10 DATOS SOBRE LA INMUNIZACIÓN

  1. Actualmente la inmunización permite evitar de 2 a 3 millones de muertes cada año.

La inmunización previene cada año numerosas muertes por difteria, tétanos, tos ferina, gripe y sarampión en todos los grupos de edad. Es una de las intervenciones de salud pública más costoeficaces y exitosas. Si se mejora la cobertura vacunal mundial, se podrán evitar otros 1,5 millones de defunciones.

  1. Hoy en día la mayoría de los niños reciben las vacunas esenciales.

Se calcula que, en 2018, se administraron tres dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (vacuna DTP) a 116,3 millones (alrededor del 86%) de los niños menores de un año, que quedaron así protegidos contra procesos infecciosos que pueden tener consecuencias graves en forma de enfermedad, discapacidad o muerte.

  1. Se estima que 19,7 millones de lactantes (menores de 1 año) no han recibido las vacunas. básicas.

Cerca del 60% de esos niños viven en 10 países: Angola, Brasil, Etiopia, Filipinas, India, Indonesia, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo y Vietnam.

  1. Se han obtenido avances significativos en la investigación y el desarrollo de vacunas.

La primera vacuna para proteger a los niños contra el paludismo ya se ha probado en tres países africanos desde 2019. Se están desarrollando también vacunas contra el ebola, que se han utilizado para ayudar a controlar la propagación de brotes en Guinea y la República Democrática del Congo (RDC). Además, los resultados de un ensayo en curso con una vacuna experimental contra la tuberculosis parecen indicar que puede prevenir esta enfermedad.

  1. Las epidemias de meningitis A en África se han reducido drásticamente gracias a la inmunización.

La meningitis A es una infección que puede ocasionar graves daños cerebrales y que en muchos casos es mortal. Desde la introducción en África de la vacuna contra esta enfermedad mortal en diciembre de 2010, las campañas masivas de vacunación han permitido controlarla y acercarnos a su eliminación en 26 países africanos del denominado «cinturón de la meningitis». La vacuna se está incorporando ahora en los programas nacionales de inmunización sistemática.

  1. La mortalidad mundial por sarampión se ha reducido en un 80%.

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa que suele producir fiebre alta y erupciones cutáneas y que puede ocasionar discapacidades graves, infecciones e incluso la muerte. El número de defunciones por sarampión ha disminuido en un 80%: de las 545 000 defunciones estimadas en 2000 a 110 000 en 2017. La aceleración de las actividades de inmunización ha contribuido enormemente a esta disminución.

 

 

  1. Cada vez son más los países previenen el cáncer cervicouterino con la vacuna contra el virus del papiloma humano

Las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) protegen a las niñas contra el cáncer cervicouterino en etapas posteriores de su vida. Noventa países, en cuyo territorio vive una de cada tres niñas en el mundo, habían introducido esta vacuna en sus programas nacionales de inmunización en 2018. Los ensayos clínicos y la farmacovigilancia han demostrado que las vacunas utilizadas para prevenir la infección por el VPH son muy eficaces y seguras.

  1. La erradicación de la poliomielitis en el mundo está más cerca que nunca

La poliomielitis es una enfermedad vírica muy infecciosa que puede causar una parálisis irreversible. Según los datos más recientes, el 85% de los lactantes de todo el mundo han recibido tres dosis de la vacuna antipoliomielítica. El objetivo mundial de erradicar la transmisión de virus naturales de la poliomielitis está más cerca de alcanzarse; hoy en día solo se da en tres países: Afganistán, Nigeria y Pakistán.

  1. Se ha eliminado el tétanos materno en tres regiones del mundo

Tres regiones de la OMS han eliminado el tétanos materno y neonatal: las de Asia Sudoriental, que alberga a casi la cuarta parte de la población mundial, las Américas y Europa. La OMS ha calculado que, en 2017 (el último año para el que se dispone de estimaciones), casi 31 000 recién nacidos fallecieron a causa del tétanos neonatal. Además, un número significativo de mujeres mueren también cada año a causa del tétanos materno. Esta enfermedad se puede prevenir mediante las prácticas higiénicas de parto y la vacunación.

  1. Las vacunas son una primera línea de defensa contra la resistencia a los antibióticos

Las vacunas pueden contribuir a limitar la propagación de la resistencia a los antibióticos. El aumento mundial de las enfermedades causadas por bacterias farmacorresistentes, consecuencia del uso incorrecto y excesivo de antibióticos, es una gran amenaza para la salud pública. La vacunación de las personas y los animales es una forma muy eficaz de impedir que se infecten, con lo que se hace innecesario administrarles antibióticos. El mejor uso de las vacunas existentes y el desarrollo de nuevas vacunas son medidas importantes para frenar la resistencia a estos fármacos y reducir las enfermedades y muertes prevenibles.

Etiquetas 

Suscríbete a nuestro boletín para recibir ofertas y promociones

Fomas de pago